Aliento del cielo para cada día: GRACIA

EFESIOS 2:8: Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;

¿Cuál ha sido el regalo más importante que usted ha recibido en su vida? Aquellos que somos padres podemos entender el tema de los regalos. Nuestros hijos se especializan en pedir y pedir con insistencia aquellas cosas que les gustan tener. Para ser sinceros, no es necesario ser un niño para desear recibir regalos… ¡aún a nosotros los mayores nos agrada!
Recibir un regalo significa recibir “algo” de alguien, no por lo que hemos hecho ni porque lo hayamos pagado. Es algo que recibimos de otra persona, gracias a la gentiliza de esa persona.
Así sucede también con el mejor regalo que un ser humano puede recibir: La salvación por gracia que existe en Cristo Jesús. El pasaje de hoy dice que este regalo es un “don” de Dios. Precisamente la palabra “don” deriva de la palabra “gracia” o regalo que recibimos sin merecerlo.
A veces pensamos que somos dignos de recibir el favor y la misericordia de Dios. Si hoy somos hijos e hijas de Dios, es porque El se ha dignado en enviar su mejor “regalo”, Jesucristo. No lo merecíamos pero lo recibimos de pura gracia. ¿Cuánto tiempo hace que no le agradece al Señor por la salvación preciosa que usted está disfrutando hoy? Si ha recibido EL regalo, nunca se olvide de decir ¡Muchas gracias Señor!

CONFESION DE FE:
HE RECIBIDO EL REGALO DE DIOS, LA SALVACION ETERNA, DE PURA GRACIA.

ORACION:
Haz de mí Señor, un hijo agradecido por la salvación tan preciosa que me has dado por medio de tu hijo Jesucristo. ¡Gracias por tu salvación Señor! ¡No la merecía, pero por tu Gracia me has hecho digno!