Aliento del cielo para cada día: MEDITACION

SALMO 19:14: “Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.”

Debido al auge de las sectas orientales que promueven la meditación trascendental y el dejar la mente en blanco como maneras de alcanzar una nueva «espiritualidad», muchos han confundido el verdadero significado de la palabra meditación.
Siempre que existe algo falso es debido a que se lo ha copiado del original.
La Palabra original bíblica,“meditar”, significa “pensar”, “reflexionar” en algo específico. Debemos tener mucho cuidado con lo que meditamos. Al meditar lo hacemos con los pensamientos de nuestra mente.
Las sectas falsas promueven la meditación invocando espíritus disfrazados de bondad para llenar la mente de los que la practican.
El cristianismo bíblico promueve la verdadera meditación, para pensar en el Señor, sus atributos, poder, grandeza y sus promesas registradas en la Biblia.
Toda meditación que no me haga pensar en cuán bueno y grande es el Señor Jesucristo y cuán poderosa es la Palabra de Dios, debe ser descartado de nuestra vida.
Nuestra meditación debe realizarse cada día al orar al Señor y mantenerla durante el resto del día. Al hacerlo nuestra mente debe centralizarse en Dios y pensar en Quién es El Señor, Quién es aquél que es capaz de ayudarnos en nuestras necesidades. Alguien dijo con razón que nosotros llegaremos a ser iguales a lo que adoremos e iguales a lo que pensemos. Nuestros pensamientos: ¿Están centrados en el Señor y su poderosa Palabra, o nuestra mente medita todo el tiempo en las luchas, dificultades o problemas que estamos atravesando?

CONFESION DE FE:
MI MEDITACION SE CENTRA EN EL SEÑOR Y EN SU PODEROSA PALABRA

ORACION:
Te pido que me ayudes a tener un tiempo de quietud e invertir tiempo a solas contigo, para meditar y reflexionar en tu grandeza y poder. Controla mi mente para poder pensar en aquello que edifique mi vida y traiga gloria a tu Santo Nombre. Gracias Jesús.