Aliento del cielo para cada día: TIEMPO

SALMO 31:15: “En tu mano están mis tiempos; Líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores.”

La Biblia enseña que para Dios un día es como mil años y mil años como un día. Nosotros vivimos condicionados aquí en la tierra por factor tiempo en tres niveles: pasado, presente, futuro. Nuestra manera de pensar está condicionada siempre dentro de estos tres niveles, y nuestra mente no puede entender lo que significaria vivir sin la dimension o la medida del tiempo. El pasaje de hoy nos dice que nuestros tiempos (pasado, presente y futuro) están en las manos del Señor. Caminando con Dios aprendemos que lo que nos pasó ayer no necesariamente se repetirá hoy y nos perseguirá mañana.
Muchos arrastran fracasos, decepciones, traiciones, angustias, penas y desolación, enfermedades etc., del pasado y creen que vivirán con ellas todos los dias de sus vidas. Lo maravilloso de todo esto es que Dios tiene poder para cambiar nuestro presente, a pesar de todo lo malo que hemos vivido en el pasado, y además El tiene poder para hacer que nuestro futuro sea mucho más hermoso y bendecido que nuestro presente. Definitivamente no hay mejor cosa que ponernos en las manos del Señor, el Experto Relojero, que sabe como arreglar nuestros tiempos. Como cristiano/a usted no vive a la deriva sino guiado por la preciosa mano del Señor. ¿No le da seguridad saber esta preciosa verdad?

CONFESION DE FE:
NO VIVO A LA DERIVA Y SIN ESPERANZA PORQUE EN LAS MANOS DEL SEÑOR ESTAN MIS TIEMPOS.

ORACION:
Mi tiempo es tuyo Señor, y ayúdame en este día a caminar bajo tu nube de gloria para no vivir atados ni de los fracasos ni de las glorias del pasado. Amén.