VIVIENDO BAJO LA BENDICION DE DIOS – Lección 4 –

4.
El Ser Humano y los Problemas del Alma

Nuestra sociedad está compuesta por personas llenas de conflictos psíquicos, emocionales y espirituales. Cada vez más gente viva presa de ansiedades, temores, angustias, insomnio y depresiones, traumas y complejos que no logran superar. Tambien están aquellos que viven atrapados por ataduras y opresiones del diablo. Todo esto ha conducido a la gente a vivir una vida llena de frustraciónes y a desear quitarse la vida para acabar con ese infierno terrenal.

Algunos han intentado buscar solución en la psiquiatria, las ciencias ocultas, la yoga o la meditación trascendental, ocultismo en sus mas variadas formas (espiritismo, tirar las cartas, quemar inciensos, adivinos, brujos, etc) para llegar a la triste conclusión de que estan peor que antes.

Dios creó al ser humano de tal manera que pueda vivir feliz y bajo su bendición.

El ser humano fue creado como un ser tripartito: Espíritu, Alma y cuerpo para que pudiera expresar su espiritualidad, sus sentimientos, su inteligencia y sus movimientos. En la medida que estos tres elementos interiores caminen en armonía de acuerdo al sentir de Dios, la persona experimentará en la vida verdadera felicidad.

Texto bíblico: 1 Tesalonicenses 5:23
“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo”

El Espíritu es la parte con la cual la persona puede tener contacto con Dios y expresar su comunión con El; el Alma es la parte que a su vez esta subdivida en tres secciones: Sentimientos (emociones); Mente (pensamientos e inteligencia); Voluntad (para decidir). El Cuerpo es la “caja” exterior que contiene todo lo interior.

Cuando Dios creó a Adán, lo creó a su imagen y semejanza (Génesis 1:26). Su espíritu tenía plena comunión con Dios, tenia un cuerpo fuerte para hacer sus tareas de labrar la tierra y cuidar el jardín del Edén y su alma era tan poderosa que con su mente le puso nombre a todos los animales, y con su voluntad sojuzgo la tierra y señoreó sobre todos los animales creados.

Lamentablemente, en el Capítulo 3 de Genesis, vemos como Adan y Eva desobedecieron a Dios y fueron engañados por el diablo. El resultado fue la entrada de la maldición, el pecado y la muerte o separación de Dios.

Basados en el ejemplo de nuestros primeros padres creacionales, aprendemos que cuando el ser humano vive su vida lejos de Dios, el pecado y el diablo le impiden vivir feliz y realizado en la vida. Su espíritu vive incomunicado con Dios y sin la vida del Espíritu Santo, el alma queda expuesta a las heridas y lastimaduras y el cuerpo toma un rumbo contrario a la bendición de Dios

La Biblia enseña que Dios quiere restaurar al ser humano para que tenga plena salud espiritual y emocional por medio de Jesucristo:
Texto bíblico: Isaías 61:1-3
“predicar buenas nuevas a los abatidos, a vendar a los quebrantados de corazón, a publicar libertad a los cautivos… a consolar a los enlutados, a ordenar que a los afligidos de Sion se les dégloria…manto de alegría en lugar de espíritu angustiado”

Más de uno se resigna, con la idea de que en esta vida no se puede esperar más y se conforma con que todo va a estar bien cuando llegue al cielo. ¡Gracias a Dios que la historia no termina aquí!
En la medida que nuestra vida espiritual sea sanada y restaurada, todas las demas áreas de la vida se veran totalmente renovadas por el poder de Dios.

Muchos por su ignorancia de las cosas espirituales, no tienen en cuenta a la enfermedad espiritual y nunca pueden ser sanados psiquicamente y físicamente.

“El problema principal del ser humano
es espiritual y lo espiritual
afecta el alma y el cuerpo”.

La psicosomotalogía estudia la relación qu existe entre la mente y el cuerpo y la influencia que ésta ejerce sobre aquel, pero la Biblia enseña con absoluta claridad que el ser humano es una unidad neumopsicosomática (espiritu-mente-cuerpo). La raíz de los problemas debe buscarse en el espíritu del ser humano. Entonces, para ser sanados totalmente debemos buscar a Dios, pues El es el verdadero Sanador.

Texto Bíblico: Jeremías 30:12,13,17
“ …no hay para ti medicamentos eficaces… yo haré venir para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová”

Sanidad para el Alma

La Palabra de Dios nos muestra que Cristo es el Salvador de todos aquellos que en el creen (Juan 3:16; Hechos 4:12)).
La palabra “salvación” significa en el original griego, “salud total”. Cristo vino para salvarnos y sanarnos totalmente (espíritu-alma y cuerpo).